Cómo la inteligencia digital puede ayudar a desarrollar pistas formativas a partir de las redes sociales

Comparte:

A nivel mundial las redes sociales añaden 1 millón de usuarios cada día y más del 75% de la población mundial está activa en ellas. Las redes sociales nos ayudan a mantenernos conectados, también han demostrado ser una herramienta valiosa en el proceso de investigación. Los investigadores pueden examinar la huella digital de un sospechoso para ayudar a establecer plazos y descubrir pistas formativas como parte de su proceso de investigación normal.  Sin embargo, la adopción generalizada de técnicas de investigación digital no ha dado lugar a un aumento de las tasas de cierre de los delitos violentos.

El problema es que las Fuerzas de Seguridad luchan por analizar los grandes volúmenes de datos públicos y privados disponibles a través de las plataformas de las redes sociales de manera oportuna. Esto se debe a múltiples complicaciones, entre las que destacan los obstáculos digitales, los complejos requisitos legales, las limitaciones de mano de obra y los criminales conocedores de la tecnología. Estos obstáculos obligan a los detectives a navegar enredados e ineficaces flujos de trabajo de investigación que pueden inhibir el cierre de casos. Sin embargo, así como la tecnología presenta el desafío, también presenta la solución para utilizar con éxito las redes sociales como fuente de evidencia.

Encontrar la pieza crítica de los datos digitales.

Se estima que el 70% de los organismos encargados de hacer cumplir la ley se adentran en las plataformas de las redes sociales mientras realizan investigaciones, lamentablemente este trabajo requiere mucho tiempo y recursos. En promedio, un solo detective de homicidios requiere del apoyo de al menos tres miembros del personal para obtener y revisar las comunicaciones y la actividad de las redes sociales de un solo sospechoso.  Este equipo debe revisar manualmente lo que probablemente sean grandes volúmenes de datos, ya que, en promedio, un usuario típico pasa dos horas y 15 minutos al día navegando en las redes sociales. Además del volumen de datos, el investigador también debe superar la complicación de que el sospechoso es un “nativo digital” con conocimientos avanzados sobre cómo evadir la sospecha en línea. Esto puede requerir que el investigador busque pistas en la red oscura, un escondite común para los criminales expertos en tecnología.

Evidencia en la nube.

Las nuevas soluciones pueden ayudar a los investigadores a superar los obstáculos digitales modernos con más pruebas digitales potenciales que residen en la Nube Pública. Los investigadores ya no dependen de la posesión de un dispositivo físico para obtener pruebas digitales públicas que ayuden en sus investigaciones. La tecnología existe para permitir a los investigadores acceder a la huella de las redes sociales públicas de los individuos relacionados con sus investigaciones. Estos datos públicos pueden ayudar a acelerar el descubrimiento de pruebas y establecer plazos durante las primeras etapas críticas de una investigación.

Enfocando la investigación.

Normalmente el siguiente paso para un investigador es obtener una orden para acceder a la información privada de un sospechoso almacenada en su dispositivo físico, o en servidores administrados por varios proveedores de redes sociales. Estas órdenes son requeridas por la ley y están basadas en la ubicación, lo que significa que el detective podría ser forzado a obtener una orden para cada caché de redes sociales privadas que espera buscar.

Incluso si logran obtener una o más órdenes para el historial de redes sociales privadas del sospechoso los proveedores de la plataforma podrían tardar semanas, o meses, en proporcionar la información solicitada. Además, los métodos de exportación entre las plataformas de las redes sociales pueden variar enormemente. Los proveedores pueden emitir un informe fácil de leer, datos encriptados o un “dump de datos” en el que la información suele estar desorganizada. Ante un gran volumen de datos y múltiples tipos de resultados, los investigadores y sus equipos necesitan encontrar los datos pertinentes para su investigación lo más rápidamente posible.

Este escenario se presenta en Fuerzas de Seguridad de todo el mundo a diario.  Con tanta dependencia de los datos virtuales para resolver casos reales los equipos de investigación necesitan herramientas que les ayuden en su batalla contra el crimen.

Acelerar las investigaciones con Inteligencia Digital.

Las herramientas de Inteligencia Digital se encuentran entre las soluciones más eficaces para los organismos encargados de la aplicación de la ley que buscan desarrollar e implantar prácticas de investigación adaptadas a la era digital y al cloud computing. Estas tecnologías aprovechan el software de análisis avanzado y de inteligencia artificial para acelerar el proceso de recopilación y análisis de pruebas digitales:

  • Desbloquear, extraer y decodificar la huella digital de un individuo a través de un dispositivo físico y/o una cuenta de datos en la nube.
  • Ayudar a acelerar el tiempo de obtención de pruebas mediante la recopilación y el análisis de datos digitales sólidos desde cualquier lugar.
  • Creación de una colaboración eficaz mediante el intercambio de información sobre las investigaciones a través de una plataforma segura.

Las redes sociales son sólo un ejemplo de las fuentes digitales de datos que los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad están utilizando como fuente potencial de pruebas. A medida que la adopción de nuevos avances tecnológicos continúa aumentando entre la población en general, los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad han visto una expansión única de los tipos de fuentes digitales utilizados como prueba.

La tecnología, como las prendas de vestir y los asistentes inteligentes en el hogar, se están convirtiendo en fuentes de pruebas cada vez más comunes durante las investigaciones. Incluso los datos de los sistemas de juego y los drones están empezando a ser extraídos y analizados para proporcionar información crítica en casos criminales.

Las investigaciones actuales requieren que los organismos encargados de la aplicación de la ley adopten una tecnología de Inteligencia Digital que permita la entrada y el análisis de una variedad de fuentes para realizar piezas críticas de datos que puedan ayudar a agilizar la resolución de las investigaciones.

 

Fuente: Cellebrite

OnRetrieval es el representante / distribuidor oficial de Cellebrite en España y Portugal para la comercialización de sus herramientas (equipos de hardware). Su público objetivo es diverso aunque destacan los Cuerpos de Seguridad, Agencias de Inteligencia y Empresas de Investigación.



Author: Elaine
Responsable de Marketing en OnRetrieval

Deja un comentario

Al continuar utilizando nuestro sitio web, usted acepta el uso de cookies. Más información

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra POLÍTICA DE COOKIES, pinche el enlace para mayor información. Además puede consultar nuestro AVISO LEGAL y nuestra página de POLÍTICA DE PRIVACIDAD

Cerrar