fbpx
Madrid · Barcelona · Bilbao · Valencia · A Coruña · Málaga · Sevilla · Zaragoza · Alicante · Santander · Pamplona
Madrid · Barcelona · Bilbao · Valencia · A Coruña · Málaga · Sevilla · Zaragoza · Alicante · Santander · Pamplona

Daños en el disco duro

Home > Actualidad > Daños en el disco duro
Comparte:

Recuperación de datos

El disco duro es uno de los componentes del ordenador que cuenta tanto con partes mecánicas como electrónicas, por lo que se dobla el riesgo de ocurrir que esta pieza tan importante para un ordenador sufra daños, razón por la cual sea uno de los dispositivos que mejor deberemos de tratar para hacer que nos dure mucho tiempo y no tengamos que llevarlo para recuperar datos en caso de que la avería sea seria.

Aunque hoy en día la calidad de los discos duros es cada vez mejor, las exigencias también son mucho más altas porque requiere que las partes móviles que tiene deben funcionar a la perfección y deben hacerlo como si de un reloj con maquinaria de precisión suiza se tratase.

Uno de los problemas más comunes que hay en lo relacionado a las averías de los discos duros tiene que ver con la alimentación, algo que es relativamente fácil para evitar si se toman unas mínimas precauciones, como una buena fuente de alimentación, una regleta con fusible para que en caso de un pico de tensión se rompa primero el fusible o si se dispone del dinero suficiente, lo mejor es optar por un sistema de alimentación ininterrumpida o sai.

El hecho de recuperar un disco duro puede llegar a ser bastante complejo, siempre dependiendo de la avería que pueda tener, por ello es importantísimo no jugársela e intentar arreglarlo con cualquier software que podamos encontrar en Internet; lo mejor es que cuando veamos que el disco duro comienza a fallar, apaguemos el ordenador y enviemos el disco duro a una empresa profesional de recuperación de datos; de esta forma evitaremos que puedan sobrescribirse sectores del disco duro haciendo muy difícil la recuperación de sus datos.

Los fallos electrónicos suelen estar derivados de un fallo eléctrico como un pico de tensión, un daño que puede afectar seriamente a la placa de control del disco duro. Asimismo una gran temperatura o una extrema humedad hará que el disco duro se resienta por trabajar en esta clase de condiciones. Cuando esto ocurre, el disco duro puede dejar de ser reconocido por la bios aunque se podría dar el caso de que el dispositivo pueda reconocerlo aunque le resulte imposible comunicarse con el PC.

En cambio, los daños mecánicos en el disco duro son bastante más frecuentes que los electrónicos aunque acarrean prácticamente las mismas consecuencias, es decir, un disco duro prácticamente inutilizable y un importante porcentaje de posibilidades de pérdida de datos. Un fallo en el motor que hace girar el disco o al sistema de cabezas lectoras pueden ser uno de los grandes peligros a los que se enfrenta un disco duro, lo que podría convertirlos en un original pisapapeles.

Se deben evitar vibraciones, intentando fijar correctamente el disco duro a la torre; no hay que darle ningún golpe; en caso de ser externo se puede poner en vertical o en horizontal, nunca del revés porque se forzaría su funcionamiento; apagar el ordenador como debe hacerse y evitar hacer reseteos sin sentido y algo que no podremos combatir pero hay que tener en cuenta es que los discos duros, aunque están preparados para tener un ciclo de vida útil muy amplio, tarde o temprano se acaban desgastando, pero hasta que llegue ese momento, si tenemos cuidado con el disco nos resultará útil durante muchísimo tiempo.

onretrieval.com

Deja un comentario

Líderes en el Sector

Archives

Síguenos en Redes Sociales

Testimoniales

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
Powered by