Hacer de un disco duro externo un disco de arranque

Aunque la mayoría de personas utilizan los discos duros externos para liberar al disco duro principal de archivos, hay otras alternativas que pueden ser ideales para otros usos o  recuperar los datos del disco duro interno.  Tenemos como ejemplo, usarlo como disco de arranque, algo muy sencillo de hacer y que os explicamos en esta entrada. Esto puede ser de gran utilidad cuando el disco de sistema tiene problemas de archivos y no puede ejecutar correctamente la secuencia de arranque.

Como hacer un disco de arranque

Lo que debemos hacer es decirle al sistema desde qué disco debe arrancar, por lo que, con el ordenador apagado conectaremos el disco duro externo a uno de los puertos USB libres que tengamos y lo enchufemos a la corriente, si el disco lo necesitase.

Arrancar el ordenador y entrar en configuración BIOS

Arrancaremos el ordenador y entraremos en la pantalla de configuración de la BIOS. Dependiendo del ordenador, normalmente puede hacerse pulsando la tecla Supr. F2 o F10. Una vez entremos directamente en esta pantalla hay que ir a la sección de Arranque o Boot de la BIOS usando las flechas del teclado.

Colocar el disco duro externo como arranque

Colocaremos el disco duro externo como la unidad principal dentro del orden de arranque del sistema operativo. Normalmente las pantallas de configuración de la BIOS son bastante intuitivas aunque hay que estar bastante seguros de hacer las cosas para evitar desconfigurar el equipo.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:  Cabina de flujo laminar o cámara limpia

Salir del BIOS y reiniciar el ordenador

Ya solo queda salir de la BIOS, siempre guardando la configuración, y reiniciar el ordenador. De esta forma ya estará listo para arrancar desde el disco duro externo en lugar del disco duro de sistema, algo que puede salvaros de un aprieto en caso de que se pierdan determinados archivos o algunos sectores de arranque no funcionen o no permiten el correcto inicio del sistema operativo. Una vez arrancado el sistema se puede ejecutar un CHCKDSK para que intente solucionar cualquier posible problema y todo vuelva a funcionar correctamente.

Asesoramiento por pérdida de datos

En otros escenarios, cuando se trata ya no de hacer de un disco duro externo un disco de arranque, sino de casos de pérdida de datos por fallos accidentales o ataques de malware, la solución podría ser mucho más complicada. En estos casos, para recuperar los datos perdidos, lo mejor es asesorarse con un laboratorio de recuperación de datos. Así no solo se consigue recuperar la información, sino que se puede mejorar la infraestructura de seguridad del sistema.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 5)

Deja un comentario

Call Now Button