Blog

Cómo optimizar la memoria RAM de tu PC

Una de las características más importantes que debe tener un ordenador para que vaya fluido es la cantidad de memoria RAM (Memoria de Acceso Aleatorio), la cual se encarga de almacenar los datos que usan todos los programas para poder funcionar correctamente. Se trata de una memoria volátil y cuando se apaga el ordenador no se pueden recuperar datos dado que estos desaparecen hasta un nuevo encendido. Es normal que cuando utilicemos diferentes programas se consuma un determinado volumen de memoria RAM, por lo que es muy importante que si se van a ejecutar diferentes aplicaciones o una que sea muy exigente, el ordenador debe estar provisto de bastante memoria RAM. A pesar de ello, la memoria RAM puede ralentizarse si se están haciendo operaciones que requieran de ella, por lo que necesitaríamos optimizar la memoria, algo que podemos hacer de varias formas. Para optimizar su rendimiento podremos incluir más módulos de memoria RAM en el ordenador, pero debemos tener en cuenta si nuestro sistema operativo es de 32 o 64 bits. Si el sistema operativo es de 32 bits, la arquitectura x86 con la que cuenta solo permite leer unos 3,25GB, independientemente de si tiene 4GB, 8GB o 16GB instalados por ejemplo. Pero en cambio si el sistema operativo es de 64 bits, dependerá del modelo del S.O. Poniendo como ejemplo Windows 7, la versión Home Basic soporta máximo 8GB; la Home Premium 16GB y la Professional y la 7 Ultimate / Enterprise llegan hasta los 192GB. Si no se quiere cambiar la RAM se puede hacer otra cosa más sencilla. Abriremos un archivo txt (bloc de notas) y escribiremos: Mystryng=(80000000) y guardaremos el archivo con el nombre que queramos, pero con la extensión .vbe y lo dejaremos en una carpeta que recordemos. Cuando necesitemos liberar RAM daremos doble clic y hará correctamente su función. Otra opción para optimizar la RAM es descargarse algún software que haga esa operación por nosotros como Minimem, Ram Booster o el PC Brother Memory Optimization. onretrieval.com ¡Haz clic para puntuar esta entrada!(Votos: 0 Promedio: 0)

Leer más

Para qué sirve la desfragmentación

Uno de los aspectos que todo usuario de ordenador debería tener en cuenta es la desfragmentación del disco duro, una acción que no lleva demasiado tiempo y que reporta bastantes beneficios no solo al usuario sino también al propio equipo informático. Recuperar datos del disco duro siempre será mucho más fácil si tenemos el sistema optimizado, pero… ¿qué es exactamente una desfragmentación del disco duro? Comencemos por lo que es la fragmentación. Es algo que ocurre en un volumen a medida que pasa el tiempo. A medida que vamos guardando, cambiando, instalando y desinstalando programas o eliminando archivos. Todos esos cambios se guardan en un archivo que generalmente se almacena en un lugar diferente del volumen de donde se ha guardado el archivo original, haciendo que lo que se cambia es donde se almacene la información que forma el archivo en sí. Con el paso del tiempo, el archivo y el volumen acaban estando desfragmentados, lo que hace que el rendimiento del equipo disminuya dado que debe buscar en diferentes lugares para poder abrir un archivo, por lo que no siempre se trata de que haya fallos en la memoria RAM o porque “es que el ordenador ya es viejo”. Todos los sistemas operativos cuentan con una herramienta de desfragmentación. La de Windows, el sistema operativo más utilizado del mundo, es muy intuitiva y lo que hace es organizar todos los datos del volumen y consigue reunir los datos fragmentados, haciendo que el ordenador no tenga que buscar en diferentes lugares los datos para ejecutar un programa por ejemplo, aumentando su rendimiento. Si notáis que vuestro ordenador, sea de sobremesa o portátil, va más lento de lo normal y hace mucho tiempo que lo tenéis y soléis instalar y desinstalar programas y darle mucho uso, quizá sea un buen momento para mejorar su performance con un defrag. onretrieval.com ¡Haz clic para puntuar esta entrada!(Votos: 0 Promedio: 0)

Leer más

Que son los virus informáticos y clases

Cuando nos preguntamos qué son exactamente los virus informáticos, muchos de nosotros no nos damos cuenta de la gran cantidad de amenazas a las que estamos expuestos y que pueden hacer que recuperar datos de nuestro disco duro sea muy difícil, por ello tenemos que estar completamente prevenidos por lo que pudiera pasar en cualquier momento. Cualquier programa que sea creado con la finalidad de acceder a cualquier ordenador o dispositivo móvil sin autorización para monitorizar tráfico de datos o sustracción de los mismos, es conocido como virus, aunque esta definición es bastante genérica porque hay muchas clases de amenazas que están englobadas bajo la misma nomenclatura. En esta entrada vamos a enumerar los tipos más importantes, aunque seguramente no estén todos dado que este sector está en constantes cambios. Una nota curiosa es que estos archivos maliciosos están clasificados según la clase de daño que hacen a los ordenadores. Un troyano, es uno de los más conocidos y que más fácil extensión tiene dado que son programas escondidos en programas legítimos y cuando éstos son ejecutados pueden afectar infinidad de sectores del PC, pudiendo inhabilitar acceso a determinadas carpetas del sistema, anulando la combinación CTRL + ALT + SUPR o impidiendo el acceso a antivirus y anti-malwares. El gusano informático es un malware que se puede encontrar en la memoria del ordenador y que puede duplicarse en ella, consiguiendo consumir un gran caudal de ancho de banda o incluso memoria del sistema en diferentes procesos sin que el usuario se dé cuenta. Los virus de enlaces tienen la capacidad de cambiar las direcciones con las que se accede a determinados archivos del ordenador y lo que originan es que no se puedan acceder a ellos o que el propio usuario pueda encontrarlos. Las bombas lógicas son activadas después de determinada acción como puede ser una hora en especial, una fecha, una combinación de teclas o la ejecución de determinado programa. Mientras no se cumplan estos requisitos, el virus estará en stand-by. Su daño puede ser de lo más variado, aunque lo normal es corromper archivos como fotos, archivos de texto, correos electrónicos, etc. Para finalizar, nos encontramos con los virus de sobreescritura, donde su propia palabra revela su daño. Originan la pérdida de contenido de los archivos atacados sobrescribiéndolos y dejándolos inservibles. onretrieval.com ¡Haz clic para puntuar esta entrada!(Votos: 1 Promedio: 5)

Leer más

Clases de discos duros SSD

Aunque los discos duros SSD llevan ya cierto tiempo entre nosotros, hay muchas cosas todavía que no sabemos de ellos, pero si hay una cosa en común al resto de discos duros es que todos pueden sufrir cualquier clase de problema y deban ser revisados por un profesional en cuanto a recuperar datos. Clases de discos duros SSD Según los estándares actuales encontramos tres clases de discos duros SSD: • SLC (Single Level Cell) • MLC (Multi Level Cell) • TLC (Triple Level Cell) Vamos a conocer cuáles son las principales características de cada uno comenzando por el SLC. Esta fue la primera tecnología que fue creada para esta clase de discos duros, proporcionando una gran rapidez de lectura y escritura sumado a su bajo consumo. Destaca por su durabilidad en cuanto a operaciones de borrado. Cada celda de este disco duro solamente puede almacenar un 0 y un 1, solo 1bit de información por cada una de las celdas. Si cada byte son 8bits, necesitaremos 109 para contar con un 1Gb de espacio, lo que hace que este compuesto internamente por un gran número de celdas donde poder almacenar los bits. Los discos duros SSD MLC son la lógica evolución de los SLC. En su caso pueden llegar a almacenar 2 bits por cada celda, donde puede contener la misma información en solo la mitad de la celda si se compara con el modelo anterior. Dado que este SSD pasa por más estados, su velocidad de lectura y escritura es mucho más lenta, lo que hace que la durabilidad empeore notablemente, aunque como suele usarse para arrancar el sistema operativo y almacenar algunos programas, no se verá muy afectado por muchas escrituras. Finalmente los discos TLC cuentan con la tecnología más avanzada y puede almacenar hasta 3 bits por celda, con lo que se tienen más estados, lo que hace que pase como el MLC, una escritura más lenta aún, por lo que su precio se ve más reducido. Ahora, y conociendo las características de cada modelo, la decisión a la hora de comprar un disco duro depende de cada usuario y sus necesidades. onretrieval.com ¡Haz clic para puntuar esta entrada!(Votos: 0 Promedio: 0)

Leer más